futurAnimal
decalogonoticiasherramientascampanyascolaboracolaboracontacto

 

Futur Animal es una asociación que tiene un objetivo claro: mejorar en la medida de lo posible las condiciones de vida de los animales con los que compartimos el entorno. Con la ambición de que las acciones y programas desarrollados tengan el mayor impacto social posible, la ética y el buen hacer son nuestras herramientas de trabajo. La independencia proveniente de una falta de adscripción política y nuestro nulo interés por formar parte de las estructuras gestoras oficiales (si bien somos perfectamente conscientes de que quienes tienen la llave para cambiar la situación son las administraciones públicas) nos permiten movernos en la objetividad, sin olvidar jamás que el objetivo es pura y simplemente el bienestar animal, no nuestro reconocimiento público ni engordar nuestro ego "haciéndonos la foto" o poniéndonos medallas.
paz
.1.
Cuida bien de los animales. Respétalos y ofréceles la mayor felicidad y salud posibles.
.2.
Rescata los animales maltratados adoptándolos y ayudando a adoptar.
.3.
Busca asesoramiento para denunciar aquellos casos que presuntamente impliquen maltrato animal.
.4.
Participa siempre que puedas en recogidas de firmas, distribución de material e información, manifestaciones públicas y en la promoción del Derecho Animal y la realización de objetivos concretos.
.5.
Ofrece tus servicios como voluntario en centros públicos, privados, mixtos, colonias de gatos o en atención puntual a necesidades concretas.
.6.
Facilita información probada, contrastada, veraz y útil sobre situaciones que deben ser mejoradas.
.7.
Se respetuoso frente a posiciones distintas a la tuya. Todos saldremos ganando.
.8.
No satures los correos electrónicos ni compartas las direcciones sin pensar, discrimina y prioriza los mensajes: no vale la pena insistir sobre los que ya hacen todo lo que pueden.
.9.
Mantén el contacto, infórmate y comparte tu conocimiento. La comunicación constructiva es importante.
.10.
Colabora con trabajo o económicamente cuando se te requiera, y veas clara la utilidad de ambos esfuerzos.
 
OBJETIVO: BIENESTAR ANIMAL

Ámbito de actuación: de lo local a lo global.Vivimos conectados en red, hay que empezar por uno mismo, formarse, evolucionar, abandonar viejas ideas preestablecidas, ser mejor persona mejorando en como nos relacionamos con los animales no humanos. Sin "evangelizar", intentar cambiar las mentalidades de quienes nos rodean (sabemos que el proceso es largo y farragoso, es un trabajo de años y años el que tenemos por delante). Trabajar por la promoción de modelos adecuados y modificar las estructuras deficientes que ya existen. Cuestionar cuando sea necesario las políticas de las administraciones públicas relacionadas con el trato a los animales, y hacerles partícipes de nuestro descontento cuando la situación sea inadecuada.. Difundir campañas ya existentes, sean de esta asociación o de cualquier otra, contactar con profesionales y con gente de mayor experiencia cuando sea necesario. Informarse, aprender, compartir, enseñar, pensar, cuestionarse la versión oficial, quejarse y reclamar utilizando todos los canales legales a nuestro alcance. Promoción en los medios disponibles para reforzar tanto la red de personas a la que tengamos acceso así como la colaboración profesional. La proximidad geográfica marcará la implicación con los primeros puntos de impacto: el primer muro a derribar puede estar en nuestra mente, en nuestra propia casa o en nuestra calle. La coherencia invita a actuar de modo progresivo. "Salvar el mundo" es un noble propósito, pero también es una postura muy cómoda que no obliga a nada concreto. Empecemos por arremangarnos y ensuciarnos las manos, salvemos un gato o perro abandonado (o iguana, o loro, o caballo, o...), y a partir de ahí ya iremos avanzando. La teoría es necesaria, pero no es una excusa para no pasar a la acción.

 

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Ningún animal debería ser discriminado en virtud de su raza, género, edad, aspecto, estado de salud, origen geográfico, comportamiento o situación administrativa. Cualquier animal merece tener una vida digna de acuerdo a sus necesidades. Toda persona que lo desee tiene derecho a disfrutar de la compañía de un animal y de los beneficios que ello le comporta siempre que lo trate adecuadamente a lo largo de todo el proceso vital de éste.
Las instituciones designadas oficialmente para gestionar las vicisitudes en las que los animales están implicados deben velar por los mismos desde la protección de éstos y no desde la eliminación de los mismos como problema para las personas. La declaración de idoneidad de un equipamiento para animales desamparados o víctimas de humanos irresponsables debe ser realizada desde la perspectiva del interés animal, el conocimiento científico y la sensibilidad moral. La gestión de los recursos asignados debe revertir exclusivamente en el bienestar animal para que los ciudadanos entiendan que no son fuente de gastos superfluos ni excusa para la burocratización.
Sabemos que los animales no nos pertenecen, sólo la responsabilidad sobre su bienestar es nuestra. También la responsabilidad sobre como éstos pueden alterar el bienestar de nuestros conciudadanos. A cambio, obtenemos afectos y elementos de evolución personal materialmente inconmensurables. Tenemos la posibilidad de reclutar compañeros fieles que nos enseñaran muchas cosas sobre nosotros mismos, sobre nuestros semejantes y sobre lo que es importante en la vida. El saber no ocupa lugar: y toda aquella documentación, artículo, texto jurídico, compromiso, noticia, estudio, protocolo o sentencia relativa al bienestar animal nos interesa. En la medida que tengamos permiso de reproducción, estos sean públicos y pueda interesar a nuestros socios lo reproduciremos.
Huir del tremendismo no nos llevará a maquillar la realidad. No buscamos ni imágenes morbosas ni afirmaciones y juicios superficiales, ni la difusión gore, ni la visión edulcorada que quieren trasmitir los que cobran por deformar la realidad.