futuranimal
decalogonoticiasherramientascampanyascolaboracolaboracontacto

NUCA: por la defensa de los animales en Rumanía

Con ocasión de un interesante viaje a Rumanía, Futur Animal tuvo la oportunidad de conocer in situ a una asociación rumana que nos aporta una visión especialmente enriquecedora de la realidad de los perros en este país.
Con sede en Cluj-Napoca, la asociación NUCA está liderada por personas con un discurso y una actividad reforzados por el conocimiento directo del pasado, del presente del país y su idiosincrasia.
El diagnóstico y las soluciones para el bienestar animal entendemos que deben partir de los propios ciudadanos rumanos sobretodo si cuentan con la lucidez el compromiso y buen hacer de personas como Alina Banu y Iuliana Zuber de NUCA.

Nuestro agradecimiento muy especial a Luís Souto (profesor, traductor habitual de los seminarios de Turid Rugaas y educador canino) por su generosidad y valiosísima ayuda al traducir impecablemente la entrevista.
spanish
english

- ¿Cuándo se fundó NUCA y por qué? ¿Cuáles son sus fines?
La asociación rumana de protección animal NUCA fue fundada en 2006. Durante los primeros años tras su creación NUCA llevó a cabo una gran labor para la protección animal ganándose el respeto de las autoridades y la sociedad civil en Cluj-Napoca. Entre los diversos programas en los que ha participado NUCA cabe destacar la campaña “Sé humano”, en colaboración con la Unidad Local Epidemiológica del Departamento para la Sanidad Animal y la Seguridad Alimentaria, el proyecto “No soy un vagabundo” - uno de los primeros programas de acogimiento en nuestro país - , así como varias campañas en favor de la esterilización contando con la colaboración de veterinarios rumanos y de otros países.
Debido a diversas circunstancias la junta directiva de NUCA no pudo continuar con su trabajo. Por este motivo tomaron la decisión de pedir a Iuliana Zuber, Monique Muis, Valerie Marc y Alina Banu que tomaran el testigo para dar continuidad al trabajo emprendido. Fue así como en 2011 NUCA cambió su nombre y pasó a ser “NUCA – Animal Welfare” (NUCA – Bienestar animal) bajo el liderazgo de su nueva junta directiva de la que me enorgullece formar parte. Durante los últimos años hemos sido activas promotoras de la protección animal. Fue sobre la base de dicha experiencia que decidimos aprovechar esta oportunidad para aplicar nuestra visión acerca de cómo resolver el problema del abandono de perros en Rumanía, fundamentalmente por medio de una intensa campaña de esterilización y previniendo el abandono a través del fomento del registro y la identificación obligatoria mediante microchip.

En la actualidad contamos con una activa red de casas de acogida que albergan más de 60 perros. Nos ocupamos asimismo de promover la adopción de estos perros, tanto en Rumanía como en el extranjero. Por supuesto, todos los perros de los que nos hacemos responsables son desparasitados, vacunados, esterilizados y debidamente identificados mediante chip. También contamos con adiestradores voluntarios que nos ayudan para conseguir la adecuada sociabilización de estos perros.

Gracias a la ayuda de nuestra red de veterinarios podemos ofrecer servicios de esterilización, no sólo para animales abandonados, sino también para aquellos particulares que no cuentan con los medios económicos para hacerse cargo de los gastos que comportan tales cirugías.
  dd
Colaboramos asimismo con Ecarisaj, el centro de recogida municipal de animales abandonados, donde nos ocupamos de promover la adopción responsable. Nuestro objetivo principal es lograr la creación de un registro único de identificación donde tengan cabida tanto los perros con dueño como aquellos abandonados. En otras palabras, esto supondría la imposición de las obligaciones legales de inscripción e identificación mediante chip para todos los perros, tengan o no dueño, y de esterilización, excepto en aquellos casos donde la cirugía esté contraindicada por razones médico veterinarias o se acredite un valor para la cría. Consideramos que ésta sería la única solución eficiente para atajar el problema de abandono y así poder frenar la proliferación de tantos perros vagabundos.

-¿Vuestro interés se limita a los perros?
Nuestro propósito es ayudar a todos los animales abandonados. Quizás los perros son el ejemplo más visible, pero nuestra labor no se limita a ellos. También nos ocupamos de los gatos abandonados y de cualquier otra mascota que lo necesite.

-¿Es apropiado decir que en Rumanía existen tres categorías de perros: perros abandonados, perros de trabajo con dueño y perros de albergue?
Si los agrupamos de acuerdo a su estatus propietario cabría hacer una clasificación más diversificada aún. En primer lugar tenemos los perros con propietario.

  turid06

Esta categoría se puede subdividir en perros debidamente mantenidos (es decir, aquéllos cuyos propietarios evitan que vaguen por las calles), y por otra parte, perros que pese a tener dueño campan a sus anchas. En este último caso los propietarios dejan de forma irresponsable que sus perros deambulen por zonas públicas durante la mayor parte del día.
En segundo lugar tenemos los perros vagabundos propiamente dichos, que carecen de dueño. Entendemos que la comunidad es responsable de esta situación en la medida que no toma las medidas oportunas para limitar su reproducción. Estos perros obtienen su comida de nuestra basura o de algunos vecinos que les alimentan en espacios públicos. Tienen diversas procedencias: Puede tratarse de perros que tenían un dueño y fueron abandonados, pero también pueden ser perros que se perdieron, o incluso descendientes de una de estas dos categorías que nacieron ya en situación de abandono.
En tercer lugar está el grupo de los perros de albergue, ya se trate de centros gestionados por las autoridades o en manos de asociaciones privadas. Todos estos perros pertenecieron en el pasado a una de las categorías ya descritas.
En cuarto y último lugar, estarían aquellos perros que no obtienen su alimento en nuestras calles pues suelen vivir por lo general en vertederos o en los confines de los bosques. Se trata de perros quasi salvajes que evitan cualquier contacto con los humanos. Puede tratarse de descendientes de perros abandonados o de perros perdidos o abandonados que se han vuelto salvajes.

nuca05  

-¿Podrías hacer una breve reseña histórica de la problemática del abandono de perros en Rumanía?
El problema del abandono de animales en Rumanía tiene una larga historia. Su origen puede situarse en los años 80, cuando se demolieron un gran número de viviendas para reordenar los núcleos urbanos. Por esta causa se abandonaron por las calles muchos perros. Se toleraba su presencia, pero nunca se hizo nada para resolver el problema. Su número se multiplicó en poco tiempo, no sólo porque empezaron a reproducirse, sino porque año tras año se les unían otros perros que también eran abandonados en espacios públicos. Ocurre con bastante frecuencia que alguien abandona una camada de cachorros con o sin su madre en plena calle, en los confines de un pueblo o de una zona de bosque.

Estos abandonos han llevado a la actual situación de superpoblación.

En el curso de los últimos veinte años las autoridades locales han liderado continuas campañas en contra de los perros vagabundos, lo cual ha resultado en el exterminio de miles y miles de perros, pero sin resolver ni mejorar de forma visible la situación.
En cambio, las campañas de esterilización puestas en marcha por organizaciones no gubernamentales sí han llevado a una reducción significativa en el número de animales vagabundos. Esto se aprecia al menos en el área de Cluj, donde entre un 90 y un 95% de los perros sin dueño han sido ya esterilizados. De hecho, la razón por la que no se puede dar una solución definitiva al problema es el alto número de abandonos que sufrimos casi a diario.

En definitiva, sólo una gestión integral de la población de perros que obligue, por una parte, a inscribir e identificar a todos los perros, tengan o no dueño, y que por otra parte, imponga la esterilización por ley, podrá dar una respuesta apropiada a este problema.

-¿Puedes explicarnos qué ocurre en la actualidad con los perros abandonados en Rumanía? ¿Ocurre lo mismo en todo el país o hay zonas privilegiadas?
Como siempre la teoría y la práctica se encuentran bastante alejadas. Teóricamente en Rumanía existe una ley de protección animal que prohíbe el sacrificio de los perros abandonados y castiga cualquier abuso contra los animales. Por desgracia en la práctica la situación no es tan bonita. Aunque existen estas leyes, no se aplican y las personas que las infringen rara vez son castigadas.

Por otra parte, no hay un plan global a nivel nacional respecto a la gestión de los perros abandonados. En algunas ciudades se requiere aún al sacrificio de forma oficiosa, pese a ser ilegal. En otros núcleos urbanos, en cambio, se han puesto en marcha ambiciosas campañas de esterilización generalizada en combinación con proyectos para el fomento de las adopciones. Esto ha llevado, en casos como los de Oradea o Lugoj, a la práctica erradicación de los perros abandonados por las calles. Obviamente el problema aún persiste, ya que para atajarlo hacen falta las medidas adicionales en contra del abandono de las que ya hemos hablado. En resumen, dependiendo del enfoque adoptado por las autoridades locales, la contribución de asociaciones privadas y los medios económicos con los que éstas cuenten, la situación varía dramáticamente de una región a otra. Lo que sí puedo asegurarte es que, con independencia del lugar donde se hallen, los perros y los gatos que viven en la calle son víctimas frecuentes de abusos por parte de desaprensivos en cualquier forma y modo imaginables.

-¿Ha cambiado algo en el curso del último lustro?

La ley de protección animal vigente, aprobada en 2008, prohíbe la eutanasia. Hasta esa fecha la solución de la problemática de los perros abandonados dependía de la buena voluntad de las autoridades locales competentes. En este sentido había dos vías de actuación; a veces se toleraba la presencia de los perros en los espacios públicos, y otras se les capturaba para sacrificarlos. Por desgracia las autoridades locales pasaban por alto la posibilidad de esterilizar, un concepto que aún en la actualidad no han hecho suyo desgraciadamente.

En algunas ciudades el problema del abandono se ha abordado a través de la construcción de enormes albergues gestionados por las autoridades locales. La mayoría de ellos asemejan cárceles y ofrecen condiciones lamentables, pues escasea la comida y la asistencia veterinaria es insuficiente. Entre sus muros, muchos perros enferman y mueren. Por descontado, en la mayoría de los casos los programas de esterilización y de promoción de la adopción brillan por su ausencia.

 

En cambio, como he dicho antes, en algunas regiones el esfuerzo sostenido de las organizaciones de protección animal ha dado buenos resultados. La adopción de programas intensivos de esterilización (en la mayoría de casos, esterilización y suelta) llevó a una significativa reducción en el número de animales vagabundos. Sin embargo, resulta obvio que nunca solucionaremos el problema si además de atender a los animales vagabundos no abordamos el origen del problema: el abandono. Necesitamos solucionar o cuanto menos atenuar la fuente del problema.
En esta línea uno de los grandes avances de los últimos cinco años ha sido el mayor peso adquirido por los defensores de los animales. Cada vez se nos escucha más, también a nivel nacional. Gracias a ello seguiremos presionando a las autoridades competentes para que adopten las medidas legales necesarias para solucionar el problema de los animales abandonados de manera humanitaria y eficiente. Somos conscientes de que el camino es largo y difícil, y de que pasa por lograr una estrecha colaboración entre la sociedad civil y las autoridades.

-¿Cuál es tu opinión acerca de la esterilización de perros abandonados? ¿Es la mejor vía para solucionar el problema? Sino, ¿cuál sería “la solución”?
La esterilización de los perros abandonados es una parte importantísima de la solución, pero por sí sola es insuficiente para atajar el problema. Incluso si consiguiéramos esterilizar a todos los perros abandonados de una determinada área, aún tendríamos que abordar el abandono antes de poder considerar el problema bajo control. Como he dicho es bastante habitual que personas irresponsables abandonen perros adultos sin esterilizar o incluso camadas enteras en lugares públicos en los confines de los bosques.
Para evitarlo debemos hacer hincapié en la obligación de identificar e inscribir a todos los perros. Por otra parte, habría que incidir en la esterilización obligatoria, no sólo para los perros abandonados, sino también para aquéllos con dueño, con las excepciones ya comentadas de contraindicación médico-veterinaria o selección de razas. Por supuesto, también en este último caso se debería obligar a identificar a los cachorros. Éste es el único modo ético y eficiente para ponerle freno al abandono y acabar con la superpoblación de perros. En este sentido NUCA ha articulado un proyecto para la gestión de la población canina que estamos tratando de aplicar a nivel local en colaboración con las autoridades competentes.

-¿Sería correcto decir que hay soluciones políticas, soluciones legislativas, soluciones educativas y soluciones sociales?
Sí, por supuesto. La complejidad del problema hace que la solución no sea simple y deba coordinar diversos niveles de actuación. Ahora bien, la buena noticia es que existe una forma de solucionar este problema. Sólo hace falta la voluntad política para transformar estas ideas en Derecho positivo. Al mismo tiempo la educación es de gran importancia. Los dueños de un animal tienen que ser conscientes de que se trata de criaturas vivas que, a diferencia de los objetos, sienten y padecen, por lo que no pueden eludir su responsabilidad de cuidarlos y simplemente arrojarlos a la calle. Por otra parte, la mayoría de los dueños no tienen una información suficiente sobre la esterilización como la solución más eficiente al problema de las camadas indeseadas. Es imperativo que se subvencionen los programas de esterilización para que los propietarios que no dispongan de los recursos suficientes puedan acogerse.
Además en Rumanía persiste la mentalidad de que un animal tiene que tener un aprovechamiento directo y obvio para su dueño. Por ello, los animales de compañía son considerados de segunda clase ya que no dan leche ni ponen huevos.

-Abogas en favor de la idea de promover puntos de adopción en lugar de albergues en un sentido tradicional. ¿Puedes explicarnos un poco más este extremo? ¿Cuáles son las ventajas que ofrece una red de casas de acogida?
Los perros son animales altamente sociales que requieren contacto y atención por nuestra parte para mantener una buena sociabilización. En un albergue, incluso cuando el personal contratado y voluntario hace el mayor esfuerzo posible, es imposible dispensar la misma atención a los perros que reciben en una casa de acogida. Muchos perros se contagian con la tos de las perreras, parásitos u otras enfermedades. Por otra parte, sufren altos niveles de estrés al vivir sin prácticamente presencia humana en recintos pequeños con suelo de cemento donde son hacinados junto con otros perros que no paran de ladrar. Algunos llegan a dejar de comer y pierden peso o enferman de una u otra forma. En definitiva, la estancia en un albergue es traumática para muchos animales.

En cambio, el sistema de casas de acogida ofrece un mayor grado de individualización, por lo que tiene muchas ventajas sobre los albergues tradicionales durante la estancia del animal. Además, de cara a la adopción, las casas de acogida facilitan una adaptación más gradual al favorecer la sociabilización y el entrenamiento. También nos permite averiguar detalles importantes sobre el comportamiento del perro, su compatibilidad con otros perros, con gatos o con niños; de cara a buscar el adoptante que mejor se acomode a su caso particular. Por último, también tiene grandes ventajas para las personas que cuidan del animal en acogida. Les permite disfrutar de la compañía de una mascota sin necesidad de tomar el compromiso de cuidarle de por vida.

-¿Cuál es la decisión más dura que has tenido que tomar?
Me haces una pregunta difícil. Por supuesto a veces en este trabajo tienes que aceptar que no puedes salvar a un animal determinado y resignarte a eutanasiarlo para terminar con su sufrimiento. Este tipo de decisiones son muy difíciles porque, aunque racionalmente sabes que estás haciendo lo correcto, te cuesta aceptarlo a un nivel emocional.

-¿Qué opinas sobre las leyes rumanas de protección animal? ¿Son suficientemente protectoras? ¿Se cumplen?
Podría decirse que las leyes de protección animal en Rumanía cubren el 80% de los problemas existentes. Por desgracia ese 20% restante hace imposible su aplicación a la mayoría de los casos. Te pondré un ejemplo.
Un requisito procedimental crucial para llevar a buen puerto un caso de abandono es la prueba de la conexión entre el propietario y la persona que abandona o que abusa del animal. La cuestión es que no hay forma de probar este vínculo si el animal no está identificado con un microchip oficialmente inscrito en el registro pertinente.

 
nuca06

Considerando que sólo están identificados entre un 5 y un 8% de los perros se comprende rápidamente que la ley de protección animal es papel mojado. Nuestras manos están atadas cuanto tenemos que probar una infracción, ya se trate de un caso de abandono, de falta de cuidados u otro análogo.
Otro aspecto muy importante es la escasez de personal en la policía para encargarse de los casos relacionados con la protección animal. La experiencia en otros países demuestra la conveniencia de contar con un departamento separado especializado en esta categoría de casos. Las ONG’s hacen grandes esfuerzos para cubrir las carencias del sistema, pero o bien no les está permitido hacer más, o no cuentan con las simpatías de las autoridades, o el ingente número de casos les desborda.
Bajo las condiciones actuales consideramos que la solución más efectiva y cuya adopción resulta más urgente consistiría en hacer obligatoria por ley la identificación mediante chip y el control de la cría.

-¿Crees que sería interesante recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para aliviar la actual situación?
En teoría podría ser interesante, pero por desgracia no disponemos de los medios técnicos y humanos para proceder por esta vía. Rumanía se comprometió a través de la ratificación de la Convención de Estrasburgo a implementar un marco legal que contemplara actuaciones educativas, de fomento de la adopción y control reproductivo. Sin embargo, estas obligaciones no se han traspuesto a Derecho interno, por lo que Rumanía estaría violando los artículos 12 y 14 de la mencionada Convención. Todo esto lleva a las leyes ineficientes de protección animal de las que ya hemos hablado.

-NUCA es miembro de la OIPA (Organización Internacional para la Protección Animal). ¿Por qué os interesa estar afiliados a la OIPA?
Es importante estar unidos a nivel internacional porque sólo de esta forma podemos hacer fuerza y lograr progresos. Aunque a veces diferimos en la forma de abordar los problemas, siempre nos podemos beneficiar de la experiencia adquirida por otros. De modo que el intercambio de información, el servirnos del know how de otras organizaciones y la participación en campañas internacionales, también aquéllas a nivel virtual, son algunos de los beneficios derivados de la pertenencia a la OIPA.

-Tengo entendido que colaboráis con organizaciones alemanas. ¿Podrías hablarnos sobre ello?
Colaboramos estrechamente con dos asociaciones de protección animal en Alemania y también con otra holandesa. Gracias a su ayuda logramos promover las adopciones internacionales de nuestros animales en estos países. Juntos este año hemos logrado encontrar un hogar definitivo para el 90% de los perros y gatos en adopción. Por otra parte, también nos ayudan a recaudar fondos y por medio de donaciones de material que incluyen comida, trasportines y diversos accesorios. Por último, aunque no menos importante, también nos beneficiamos de la experiencia de estas asociaciones y de sus países como modelos que han logrados solucionar el problema del abandono.

nuca07

-¿Cuál es tu opinión acerca del papel que están jugando las grandes fundaciones extranjeras en Rumanía? ¿Crees que están haciendo un trabajo de colaboración con las asociaciones rumanas o podría mejorarse en aras de conseguir los objetivos comunes?
Por supuesto estamos encantadas con la presencia de estas fundaciones que pueden contribuir a solucionar los problemas existentes. Obviamente, dado que los problemas varían no sólo de un país a otro, sino incluso de una a otra región dentro del mismo país, resulta imperativo entender la idiosincrasia. Para ello pensamos que los proyectos colaborativos con las ONG’s locales y los voluntarios pueden ser muy útiles.

La mayoría de las grandes asociaciones extranjeras cuentan con la base de conocimiento y los recursos económicos para organizar campañas de esterilización y programas educativos que cambien la mentalidad de la gente. Como ya hemos hablado, el problema de los perros abandonados es muy complejo y requiere la adopción de medidas a varios niveles diferentes. Sin la adecuada colaboración por parte de todos los implicados, desde los meros amantes de los animales hasta las grandes asociaciones extranjeras, pasando por las agrupaciones locales y las autoridades, nunca solucionaremos el problema.

-¿Cuál es la situación de los gatos en Rumanía?
Por desgracia la situación de los gatos es tan mala como la de los perros, sino peor. Lo que ocurre es que no es tan visible porque los gatos no ladran y su presencia no resulta tan molesta para la gente. Ahora bien, en comparación con los perros, los gatos son animales más prolíficos dado que su tasa reproductiva natural es más alta. No contamos aún con estudios que hayan evaluado el número de gatos en las calles y de abandonos a un nivel nacional. Los gatos abandonados suelen ser víctimas de otros animales, de accidentes de coche, de envenenamientos y del abuso por parte de los humanos en todas las forma imaginables. Por supuesto, también las camadas de gatitos son abandonadas en plena calle y se vuelven salvajes, salvo que tengan la fortuna de que un amante de los animales los saque a tiempo de dicha situación.
Todas las asociaciones de animales que organizan programas de esterilización extienden el ámbito de aplicación de las mismas a los gatos. Por desgracia son pocos los albergues y protectoras que cuentan con lugares apropiados para los gatos.

-¿Cómo te imaginas la situación dentro de 10 años de trabajo?
Queremos pensar que dentro de una década el problema estará solucionado. ¿Cómo? A través de la aplicación estricta de una legislación bien concebida. De modo que contamos con que dentro de diez años sólo haya casos esporádicos de abandono o maltrato animal y que éstos no serán ya la imagen habitual. Esperamos, en definitiva, que los esfuerzos de los amantes de los animales den fruto solventando los problemas existentes y asegurando el bienestar animal.

-¿Qué es lo que crees que NUCA no hará nunca?
¡Tirar la toalla!

-¿Cual es vuestro sueño?
No más animales abandonados, ya sea en las calles o en los albergues, propietarios responsables que dispensen el cuidado apropiado, bienestar animal generalizado, ausencia de abusos y por último aunque no por ello menos importante, leyes de protección animal eficientes y cuyo cumplimiento se garantice.

http://www.nuca.org.ro/en/

newsbanner