Somos…

… Animales

somos-animalesEn Futur Animal tenemos un único objetivo: luchar por que se reconozcan los derechos de TODOS los animales, con los que compartimos un mismo planeta.
Somos un organismo asociativo sin ánimo de lucro que trabaja por la promoción del bienestar animal y por acercarnos al fin de la explotación masiva que se hace de los animales no humanos.

Tenemos el convencimiento de que el progreso global pasa por la erradicación de las prácticas especistas que, injustificada y egoístamente, se perpetran en la actualidad con feroz exacerbación. Si bien la satisfacción de nuestros deseos significaría una revolución  en el actual modo en que está conformado el mundo, dosificamos nuestra avidez reformista apostando por pequeños pasos con consecuencias a medio plazo. FuturAnimal quiere sumarse a esa masa creciente de personas conscientes que cree que el futuro es igualitario o no es. Nuestro espíritu es colaborador pero no gregario, es transformador pero no altisonante. Nuestro trabajo es limitado pero consistente y se mantiene firme en sus principios y flexible en sus estrategias. Somos conscientes de que para mejorar el estatus de los animales no humanos, sean convivientes, amansados, silvestres, autóctonos o exóticos, casi todo está por hacer. Futur Animal tiene como objetivo dejar de ser necesario. No quiere contar con una estructura que necesite de la pervivencia del sufrimiento animal para subsistir.

¿La mejor noticia?
NO SOMOS IMPRESCINDIBLES.

Desde nuestros orígenes hemos priorizado la formación lo que nos lleva a por un lado a recibirla, y por otro a promocionarla y ofrecerla. Con los años hemos incorporado una buena base –siempre creciente y dinámica- de:

  • Derecho animal: local, nacional e internacional.
  • Ética aplicada a nuestra consideración por los animales no humanos.
  • Formación en la práctica del veganismo (y el vegetarianismo en su defecto).
  • Aproximación y cooperación con los expertos en el cuidado, atención y bienestar felinos ya sean caseros, de colonias o salvajes.
  • Sensibilización y difusión de buenas prácticas y medidas propuestas en ámbitos reducidos y masivos.
  • Educación canina, colaboración con los promotores del Cambio de Paradigma en la Educación Canina. Mejora en los instrumentos e instalaciones para perros sobretodo perreras y refugios.

Nos hemos preocupado mucho por conocer cómo hacen las cosas en otros lugares y adoptar aquellos que pueda ser aplicable a nuestra realidad.
Hemos estado en Inglaterra en diversas ocasiones, en Rumania, en Chequia, en Bélgica, en Estados Unidos… Hemos colaborado con expertos italianos, franceses, checos, húngaros, finlandeses, daneses, noruegos, suecos, neozelandeses, australianos, estadounidenses, peruanos y argentinos.
Nuestra especialidad consiste en colaborar en red con aquellas entidades que, por uno u otro motivo, afronten un reto sobre el que nosotros tenemos un cierto grado de conocimiento.

Unas veces la colaboración es física, asistiendo en las actividades que implican un contacto directo con el animal. Otras veces es intelectual, bien mediante la creación documental tanto gráfica como escrita,  bien realizando charlas divulgativas en foros alternativos, académicos o institucionales.
También es muy importante poder estar disponibles para entidades que nos piden asistencia técnica aportando así nuestro granito de arena a la magnífica labor liderada por otros.

OBJETIVO: RECONOCIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

  • Ámbito de actuación: de lo local a lo global.
  • Vivimos conectados en red, hay que formarse, evolucionar, abandonar viejas ideas preestablecidas, ser mejor persona mejorando en como nos relacionamos con los animales no humanos (y humanos) empezando por uno mismo.
  • Sin “evangelizar”, intentar cambiar las mentalidades de quienes nos rodean: sabemos que el proceso es largo y farragoso, es un trabajo de años y años el que tenemos por delante.
  • Trabajar por la promoción de modelos adecuados y modificar las estructuras deficientes que ya existen. Cuestionar cuando sea necesario las políticas de las administraciones públicas relacionadas con el trato a los animales, y hacerles partícipes de nuestro descontento cuando la situación sea inadecuada, e invitarles a mejorar.
  • Difundir campañas ya existentes, sean de esta asociación o de cualquier otra, contactar con profesionales y con gente de mayor experiencia cuando sea necesario.
  • Informarse, aprender, compartir, enseñar, pensar, cuestionarse la versión oficial, quejarse y reclamar utilizando todos los canales legales a nuestro alcance.
    Promoción en los medios disponibles para reforzar tanto la red de recursos a accesibles.
  • La proximidad geográfica debía marcar la implicación con los primeros puntos de impacto: el primer muro a derribar puede estar en nuestra mente, en nuestra propia casa o en nuestra calle. Pero las experiencias internacionales no sólo nos han nutrido sino que se han convertido en fructíferos espacios de intercambio que han generado modificaciones en leyes, actuaciones y conciencias.
  • La coherencia invita a actuar de modo progresivo. “Salvar el mundo” es un noble propósito, pero también es una postura muy cómoda que no obliga a nada concreto. Empecemos por arremangarnos y ensuciarnos las manos, salvemos un gato o perro abandonado (o iguana, o loro, o caballo, o…), y a partir de ahí ya iremos avanzando.
  • La teoría es necesaria, pero no es una excusa para no pasar a la acción.